Oposición a la adscripción de optativas de Filosofía de Bachillerato.

En un reciente comunicado de la SEPFI se llamaba la atención acerca de algunas anomalías existentes en un documento elaborado por la Delegación Privincial de Educación de Granada sobre adscripción con orden preferente de las asignaturas optativas del Bachillerato a las especialidades del Cuerpo de Profesores de Enseñanza Secundaria y a las de Profesores de Artes Plásticas y Diseño; en dicho documento se está basando la distribución de las materias optativas del Bachillerato en los Centros de Enseñanza Media que anticipan la LOGSE.

Las anomalías detectadas por la SEPFI se refieren a la adscripción de tres asignaturas optativas, que son las que la legislación de la LOGSE identifica por las denominaciones de Ciencia, Técnica y Sociedad (optativa en 1º de Bachillerato), Psicología (optativa en 1º de Bachillerato) y Antropología (optativa en 2º de Bachillerato).

El Departamento de Filosofía del IES "Severo Ochoa", de la ciudad de Granada, ha tomado la decisión de recurrir, ante la Delegación Provincial y ante la misma consejería de Educación, el citado documento, que anula toda competencia de los profesores especialista en Filosofía para impartir las enseñanzas correspondientes a las materias de Antropología y Psicología y que relega a un segundo plano a estos profesores en el tratamiento de la asignatura de Ciencia, Técnica y Sociedad. En las líneas que siguen se da cuenta de las razones en que se han basado los citados recursos.

1ª)

Por lo que respecta a la materia de Ciencia, Técnica y Sociedad, es cierto, como se dice en la Orden de 31 de Julio de 1995 que establece el curriculum de las asignaturas optativas del Bachillerato (BOJA núm. 116 de 25 de Agosto), que se trata de una materia con clara voluntad interdisciplinar, integradora y abierta al tratamiento de cuestiones que no están claramente integradas en una disciplina concreta, pero no es menos cierto que, tanto desde el punto de vista de los objetivos que se le asignan como desde el punto de vista de los contenidos definidos en ella, se da a esta materia una orientación epistemológica fundamental, circunstancia ésta que hace a los profesores de la especialidad de Filosofía especialmente aptos para el tratamiento de las cuestiones implicadas en sus contenidos.
No es el momento de poner de relieve que las consideraciones más pertinentes acerca de la naturaleza de la técnica y de sus implicaciones con la ciencia, así como de los efectos que se derivan para el hombre moderno de la relación entre ambas, se han realizado desde diversas corrientes filosóficas contemporáneas. Pero sí nos parece pertinente constatar que se ha producido, en la Delegación de Educación de Granada, un cambio de criterio con respecto al orden preferente de adscripción de esta materia a las especialidades del Cuerpo de PES que se había establecido con anterioridad (mejor fundado, sin duda, en la naturaleza de esta materia); se ha relegado así a la especialidad de Filosofía a un segundo lugar en este orden, hecho que nos parece del todo injustificable.
2ª)
Por lo que respecta a la materia de Psicología, constatamos en el documento de la Delegación un cambio que nos parece aún más drástico con respecto al estado anterior de la cuestión y, al mismo tiempo, menos justificado.

El cambio es más drástico, en efecto, por cuanto que la Psicología pasa de ser única adscripción a la Filosofía a desaparecer ésta como impartidora de la misma, según información recientemente recibida de la Sociedad Española de Profesores de Filosofía en este Departamento.

Sin embargo, este cambio carece por completo de justificación, si se tiene en cuenta que la licenciatura en Filosofía ha incluido tradicionalmente una formación psicológica y que, por otra parte, este tipo de conocimiento ha sido exigido, también tradicionalmente, en las oposiciones a Profesores de Filosofía de los Centros de enseñanza media, que se han visto así capacitados para abordar esta materia (cuya vecindad interdisciplinar con la Filosfía se considera en su curriculum evidente), desde el punto de vista de la comprensión de la persona como totalidad psicosomática y psicosocial, superadora de persistentes dicotomías (cuerpo- mente, individuo-sociedad) [Orden citada más arriba sobre el curriculum de las asignaturas optativas del Bachillerato].

Por lo demás, los contenidos previstos por el curriculum de esta materia no difieren notablemente de los que se incluían, junto a otros de diversa naturaleza, en el temario de Filosofía de 3º de BUP, que los Profesores de Filosofía venían impartiendo hasta ahora.

Nos parece, pues, que excluir del tratamiento académico de esta materia de 1º de Bachillerato a la especialidad de Filosofía es un criterio de adscripción de asignaturas optativas que no puede fundarse en ningún motivo serio y, desde luego, en ninguno de naturaleza académica.

3ª)
La materia de Antropología es una materia sobre la que la especialidad de Filosfía carece, según el documento de la Delegación, de toda competencia. La verdad es que nos cuesta mucho comprender este criterio y no alcanzamos a tomar conciencia de las razones que pueden sustentarlo, sobre todo cuando, en momentos anteriores, la especialidad de Filosofía se ha considerado como la preferente a la hora de impartir esta materia, según el comunicado de la SEPFI.

Ciertamente, se trata en la Antropología de un estudio interdisciplinar, como se reconoce en la Orden que establece el curriculum; pero, en esa misma Orden de la Consejería de Educación, se dice explícitamente que una especie de Antropología general, entendida como síntesis armónica e integradora de diversas aportaciones sobre el hombre, implica ya un enfoque filosófico, si no se quiere correr el riesgo de quedarse en una amalgama de datos. Para alcanzar una dimensión explicativa, sus análisis han de tomar siempre como referencia el material aportado por las diversas ramas de los estudios de antropología, pero es la Filosofía la que ha de proporcionar las claves que introduzcan las conexiones internas entre los diversos materiales antropológicos y que permitan la interpretación y crítica de esos materiales.

Considerado desde este punto de vista, que la Orden de la Consejería de Educación asume explícitamente, el criterio adoptado por la Delegacion de Granada de excluir a la especialidad de Filosofía a la hora de impartir la Antropología de 2º de Bachillerato nos parece cercano a la ilegalidad.

Animamos a cuantos Departamentos de Filosofía de otros Institutos de Enseñanza Secundaria no hayan realizado ninguna gestión en este sentido a que desarrollen sus propias iniciativas reivindicativas, basándose en las razones que aquí se ofrecen o en cualesquiera otras que puedan aducirse.

En Granada, a 7 de Abril de 1997
Antonio Morales Yubero
IES "Severo Ochoa", Granada


Asociación Andaluza de Filosofía.